22 octubre 2007

Maslow ( apuntes de introduccion a la filosofia)






A medida que uno madura ( y hablamos de una madurez psicológica, no de una física) los fines que pretendemos alcanzar en la vida van cambiando.
Por ello, buscamos respuestas en la psicología personal; uno de los grandes representantes de este tema es Maslow.
Maslow opina que hay un paralelismo entre la evolución de las especies y la evolución del ser humano, entre la llamada evolución filogenética y la evolución ontogenética.
Esta evolución se produce también en las motivaciones de los seres humanos y sus sentimientos, sólo al final del proceso de maduración psicológica surgen las motivaciones específicamente humanas.
Este proceso se puede reconocer en la archiconocida Pirámide de Maslow ( en la imagen).
En la base se encuentran las necesidades básicas, es decir, las necesidades básicas para la supervivencia de un ser vivo; los bebés al nacer tienen su mayor prioridad en estas necesidades. Si se compara con la evolución de las especies, nos encontraríamos con un ser primario, como un protozoo, que cumple las necesidades vitales, pero no tiene ninguna preocupación más.
Cuando este bebé crece, y satisface sus necesidades básicas, busca la seguridad, el sentimiento de protección de su madre, y comparándolo con la evolución de las especies, nos encontraríamos con un ser como la almeja, que cumple las necesidades vitales, y además se proteje de los peligro cerrando su cascarón ante la amenaza.
El siguiente paso a cubrir es el de la afectividad, cuando el niño ya necesita besos, y abrazos. Como por ejemplo,un gato.
Después vendría la estima o el prestigio, la necesidad de éxito, de reconocimiento, y ya nos econtraríamos con un animal como un ciervo, que lucha por ser el líder de la manada.
La mayoría de la población, se estima que un 80%, nunca pasa de este escalón.
El 20% restante llega a la cúspide, la auto-realización ( aunque en inglés sea más adecuado el nombre self-actualitation, es decir , llevarse al acto a uno mismo, pasar de potencia a acto).
Ésto consiste en poner en ejercicio una capacidad propia, y eso es lo puramente humano.

La madurez psicológica se alcanzaría llegando a ese paso,entre los 30 y 35 años, pero eso no significa que la autorrealización sirva como sentido último para la vida.
Maslow opina que el mejor modo de mejorar es el ir alcanzando diversas metas de la vida; la falta de satisfacción en las necesidades básicas marca la personalidad, impidiendo la madurez.

5 comentarios:

siouxie dijo...

Llevaba mucha razón Maslow con su pirámide, sin embargo, hemos de lamentar que la sociedad actual, envíe constantemente flashes con el mensaje erróneo e invirtiendo o "desordenando el orden" de las prioridades del ser humano.
Se hace urgentemente necesario un cambio en el lugar que han de ocupar los valores del hombre.
Será cuestión de que cada cual ponga su granito de arena, no?.

Me alegro de leerte aquí, guapa:) .

Thalatta dijo...

Buenoooo me encanta este artículo.
Creo que lo hacemos mal desde la base, buscándonos necesidades primordiales (que no lo son tanto) que nos impiden pasar al siguiente escalón.
Simplificar la vida creo que hace bastante más por nosotros que comernos el tarro con todo.
Discrepo en eso de situar una edad para la madurez. Hay tantas edades para eso, como personas.
Muchos besos, chiquitina.

Rosenrod dijo...

Madre mía: casi lo que más me ha impresionado es el nivel al que se queda la mayor parte de los seres humanos... así uno entiende muchas cosas.

Un beso!

pilar dijo...

Ole, mi filósofa!!!! Así es. La evolución humana va paralela a la de las especies (la ontogénesis y filogénesis)...y un salto, una variación en esa evolución hace que se dé un paso atrás en la evolución..Quizás eso explique lo que a veces encontramos en algunos seres humanos: una evidente involución.

Besitos a tod@s

Vitore dijo...

A mí es que me gustaría alcanzar la perfección... Es decir; quisiera ser mi gato Travis...