23 marzo 2011

El maltrato sutil

Creo que el título habla por sí solo. Dedicado a todas esas mujeres preciosas que nunca creerán que lo son. Incluida servidora.

5 comentarios:

The Seeker dijo...

Pues "servidora" debería ir al oculista... ¡Guapa!

Mendieta Quintana dijo...

Me encanta. Precioso.
Besos nube.

miradasblog dijo...

Me ha encantado, con tu permiso lo voy a poner en el feisbú..

Y no olvides nunca, Cobre, que tú eres preciosa.

Mil besos

Pilar dijo...

el problema es el de siempre: nos creemos todo lo que los demás nos dicen...Tenemos que confiar más en nosotros mismas...porque somos lo que queremos ser: GUAP@S!!!!!!

besitosssssssssssssss

Mari Carmen Rueda dijo...

Precioso! la verdadera belleza está en le interior y en la autenticidad de las personas, siéntete guap@ y los demás así te verán.
Besitos.