06 mayo 2007

De comuniones

Vito tuvo la ¿feliz? idea de sugerir poner nuestras fotos de comunión, aprovechando el mes de mayo y todo eso. Como yo ya el año pasado me entró la vena exhibicionista y lo hice (en el otro blog que pasé al anonimato), y como no tenía otras cosas que decir que lo ya expuesto en su día, copio y pego, pongo la foto y ¡santas pascuas!



Pues sí lo de mi primera Comunión fué un fiasco. Toda la infancia esperando ese día para vestirte de princesa y cuando llega ese año cambian las modas y los vestidos de comunión pasan de ser largos a cortos.
Toda la infancia esperando ese día para llevar una larga melena, pero mi querida madre y su prima la peluquera se habían propuesto que nunca llevara el pelo más allá de debajo de las orejas, y me pasé la niñez con el pelo "a lo chico" solo porque lo tengo rizado y rebelde, así que ese "maravilloso" día tomé la comunión con el pelo y el vestido... corto.
No se si al final escanearé alguna foto, es que además de todas esas "desgracias" en pleno crecimiento de dientes las palas las tenía separadas y en las fotos salgo con una maravillosa sonrisa tipo "risitas".

5 comentarios:

Thalatta dijo...

jajajajaaj entre la cara tan seria y el borde ese que ha puesto alrededor del texto, en lugar de una reseña de la comunión parece un funeral jajajajajajaja

pilar dijo...

Pues tienes una carita de niña buena que pa qué...Vaya putada lo del vestidito, y lo del pelo..auqnue niña, estás muy guapa.

besos

Para, creo que voy a vomitar dijo...

Echo en falta una buena minifalda :)

Una maruja en internet dijo...

Pues yo siempre quise pelarme, odiaba las trenzas que era lo que llevaba :).

Podíamos vestirnos un dia de princesas para superar el trauma :).

Turulato dijo...

¡Princesas!... No hace falta que os vistáis; lo sóis en la sonrisa y en el gesto.
Y aún más, en la mirada.