24 septiembre 2007

¿Tetada protesta?

La virgen de la leche - Pedro Berruguete


Manda ovarios que todavía haya noticias como esta:

Tetada protesta en el Museo del Prado


Y les dicen desde el museo que habilitarán una sala para ello... ¿tan horrible es que se dé de mamar en público?. Hay tanto que trabajar todavía... ¡y nos llamamos progresistas!

9 comentarios:

Rosenrod dijo...

Toda la razón; me he quedado alucinado de que aún andemos en éstas.

Un beso!

siouxie dijo...

A mí, cuando dí el pecho a mi hija, eso de sacarme la teta ante el público en general, no me gustó nunca. Soy tímida y mi teta es mía y sólo mía. Otra cosa es entre personas de confianza. Sin embargo, dar el pecho a mi hija en un rinconcito tranquilo, fué para mí lo más natural del mundo y una delicia tenerla tan cerquita :).
La lactancia materna es natural, bella, útil y debería haber lugares libres de mirones para llevarla a cabo con tranquilidad. Pero por desgracia no todos opinan lo mismo.

Thalatta dijo...

Una cosa es que tu no quieras dar de mamar a tu hijo en público y otra que no te dejen. Me parece mucho peor ir a un bar lleno de humos que en un banco frente a la maja desnuda.
Se sigue viendo obsceno porque se vea una teta. No puedo con estas cosas, de verdad...

Cobre dijo...

El dar el pecho a un bebé es uno de los actos más preciosos del mundo!, y q decir q es de lo más natural. Aquel q vea algo sucio u obsceno en ello es un enfermo, un animal y un jodido ignorante!.
Da pena escuchar estas noticias.

Iván dijo...

Da lástima descubrir lo retrasados que estamos. Me parece lo más natural del mundo dar el pecho a un bebé. Mi novia tenía bergüenza al principio pero acabó por soltarse. Y ése es el verdadero problema. Que la propia mujer piense que el acto de amamantar sea vergonzoso.
Aunque cada vez hay más sitios públicos con zonas privadas para las madres, todavía es minoritario. Espero que en ese sentido también se avance.
Un saludo!

Una maruja en internet dijo...

Es de imbéciles, es de incultos, es de "salíos", es....me callo mejor ;).

Vitore dijo...

Estoy de acuerdo con lo que se denuncia aquí, aunque tenga en cuenta también el pudor que ciertas madres puedan tener a mostrar ese acto tan normal pero quizás para alguna tan íntimo. Lo irracional es prohibir esto en el siglo XXI en un país no talibán. También me parece lógico que ciertas madres prefieran esconder ese acto de amor y alimentación al hijo frente a los increiblemente existentes mirones de mierda.

siouxie dijo...

Odio a los mirones de mierda..

fnaranjo dijo...

Estoooo... sin ánimo de polemizar, pero la prohibición de dar de mamar es extensiva a la de darle al hipotético bebé el biberón, en el Prado. Que lo sé bien.

Es por la misma razón que no se permiten botellas con líquidos. (Otra cosa es que la gente haga más o menos caso.) Por seguridad. (Y sí, no es broma: hay en la segunda planta un cuadro de Goya que estuvo un tiempo manchado... de leche. De un biberón. No sé si todavía se puede ver la mancha...)

No hay beatería ni hay escándalo, la razón es esa.

Sí es cierto que hay quien hace la vista gorda, como es cierto que no es habitual que las mamás den el pecho a sus hijos en las salas del museo. Porque suelen estar llenas de gente, porque resulta incómodo...

Pero que conste que allí dentro nadie se escandalizó por verle la teta a la señora. La norma viene del lado de la seguridad de las obras.