06 noviembre 2007

Las mujeres duermen mejor solas

LAS MUJERES DUERMEN MEJOR SOLAS QUE CUANDO LO HACEN CON UN HOMBRE.
Miércoles, 24 de octubre, 11:43 PM
Por Andrea Gentil
(www.saludyciencias.com.ar)

VESTITE Y ANDATE, además de ser una marca de ropa femenina argentina, es también una frase más que usada en las relaciones de pareja (del sexo que fuere) hoy en día. Pero esa frase, que tal vez algunos asocian más con el sexo masculino y sus afanes de "libertad", bien puede a partir de ahora apegarse con uñas y dientes a las féminas modernas. Y con razón. Y con razón biológica, para más datos.

"Es que las mujeres duermen mejor solas que acompañadas por una pareja masculina", asegura una investigación llevada a cabo por la Universidad de Viena, en Austria. Por el contrario, los hombres disfrutarían de un sueño más tranquilo y reparador si ven acompañado su descanso nocturno con una mujer a su lado. Stop.

La investigación de los científicos John Dittami, del departamento de zoología, y Gerhard Klösch y Josef Zeithofer, de la clínica médica y neurológica de la universidad austríaca, fue hecha con parejas heterosexuales de entre 21 y 31 años no casadas, que aceptaron participar de la investigación. Para eso, permitieron que sus sueños y sus reacciones inconscientes durante los mismos, fueran observados y registrados durante 12 meses.

En total fueron observadas durante 249 noches, de las que 123 durmieron por separado, y en 63 de ellas mantuvieron relaciones sexuales. Los investigadores constataron asimismo que el sexo ayudaba a descansar mejor a ambos.

Cada una de las personas participantes del ensayo durmió con sensores colocados en las muñecas, a través de los cuales los especialistas midieron sus ritmos de sueño.

A través de este método, se analizaron tanto la percepción subjetiva de los voluntarios en cuanto a su dormir, como así también la calidad objetiva del sueño (certificada por las mediciones). En la mayoría de los casos la información proporcionada desde el punto de vista objetivamente biológico coincidió con la propia impresión comentada por cada una de las mujeres participantes en el estudio.

¿Cuál fue la base del mismo? Pues que diversas investigaciones previas sobre el sueño indican que un 65% de las mujeres sufren trastornos del sueño, mal que aqueja a sólo un 20% de los varones.

De acuerdo con los científicos austríacos, las mujeres duermen de forma diferente a los hombres porque tienen un reloj biológico que funciona de una manera distinta al del hombre. Cuando ellos duermen con una mujer en su misma cama experimentan una mejoría tanto objetiva como subjetiva en la calidad del sueño, si se compara lo que sucede cuando van hacia los brazos de Orfeo en absoluta soledad.

Pero a ellas no les pasa lo mismo. Duermen mucho peor cuando están acompañadas y, tal vez, sea en parte (dicen los expertos) porque la mujer es muy sensible a los movimientos de pareja durante la noche, y eso condiciona su posibilidad de entregarse al descanso profundo. La idea es que dicha sensibilidad, a su vez, está vinculada a la relación mujer-hijo.
El hombre, por su parte, asimila la presencia de su compañera a la de la seguridad de dormir en grupo, que procede de costumbres ancestrales, aún presentes en nuestro psiquismo, por lo que descansa mejor si está acompañado.

Así que, señoritas y señoras, a no tomarse tan a pecho que ellos les pidan quedarse hasta el otro día. Puede ser (al menos en algunos casos) tan sólo un grito de auxilio hasta el amanecer.

8 comentarios:

siouxie dijo...

Y conste que esto no dice ná de los ronquidos, que algunos parece que se vayan a tragar la habitación! :P
Los brazos de orfeo, no son los mismos que los de morfeo..

Silvia dijo...

A los ronquidos te acabas acostumbrando, pero a las puñeteras apneas.
Que vas tú y piensas "¡Por fin! Ya no ronca". Te relajas, se te caen los párpados y cuando estás a punto de empezar tu affaire con Morfeo, se oye un ronquido que estremece las paredes y que te pega un susto de muerte.
Y con todo y con eso, yo sigo prefiriendo dormir acompañada. Que ya que duermo poco, por lo menos que las noches tengan su emoción

Turulato dijo...

Disculpen...
Es que soy algo mimosín...

The Seeker dijo...

Anda que... como si no hubiera mujeres que roncan. :)

Eso sí, como roncador ocasional (no iba a ser perfecto uno), ahí van un par de remedios infalibles: codazo en las costillas o destierro al sofá. Y fin del asunto.

Thalatta dijo...

a mi lo que se dice dormir... me encanta hacerlo sola jejeje, otra cosa son los diferentes usos que se hagan de la cama ;)
Y en cuanto a los ronquidos, creo que si tienes sueño, duermes...

LOLITA LOP dijo...

bueno pués yo voy a dar mi opinión basada en mi experiencia ...

vivo hace unos 7 años con Pino ...la mayoría del año dormimos juntos a diario ( lo que hagamos antes durante o al final del sueño varía según el día ) , y luego está la época en que trabaja fuera de casa y durante la semana la cama es mia de lunes a jueves ... y mira , no le había dado vueltas , pero me suele invadir una sensación de felicidad tontita antes de meterme en ella , que no la había relacionado , pero seguro que es eso ...

no le voy a echar de la cama , porque la verdad es que ni ronca , ni se mueve mucho y encima hace un efecto estufa que en estos frios lares hace las noches de invierno más apacibles , pero a partir de ahora , mis noches singles las pienso disfrutar de otra manera ...

besos a todas ( y a Turu mimoso , tambien )

Cobre dijo...

¿Y tanto estudo tanto estudio para llegar a esa conclusión!? vaaaaya gilipollez!. Es de cajón q se duerme mejor con toda la cama sola para tí, moviéndote cuanto te de la gana y sin q nadie te ronque en la oreja o te incorde con las mantas.
Y q los hombres prefieren dormir acompañados? sintoma de q no maduran y cuando duermen vuelven a su estado originario, es decir, a la mantita, el chupete, la cuna y el sonajero...

Pero por diosss, q me encarguen estos estudios a mi!!!.

La cama se comparte para echar un polvo, pero no para dormir, nonono!! ;))

Una maruja en internet dijo...

¡Pero que malísimas! Siempre metiéndose con los que roncan, si ya os he dicho que yo NO RONCO, que respiro con pasión,
¿y que va a hacer mi santo esposo? ¿Echarme?

¿Y quien me calienta los pies?
¿Y por qué tengo que madurar?

Ahhhhh, que yo no soy un hombre...:).