04 noviembre 2006

¡Qué cosas más raras me pasan!

Ayer, gracias a una compañera del instituto, acabé en una fiesta peculiar. A los cinco minutos de llegar, ya estaba con el "puntillo" sólo por respirar el humo que flotaba por toda la casa. Al cuarto de hora, me habían leído el futuro usando el tarot celta (la "adivina" me miró con cara de pocos amigos por mis risas y comentarios y para mí, que por eso me lo pintó tan negro). Y a la media hora...

Me presentaron a un señor que a mí me pareció de lo más normal viendo el panorama. Educado, cortés y simpático, congeniamos enseguida. Empezamos a hablar de temas variados, saltando de uno a otro sin mucho orden y compartiendo algunas risas. Hasta ahí todo normal. Pero una cosa es que congeniemos y otra, que al cuarto de hora escaso de conocernos, comparta conmigo sus preferencias sexuales y me de una charla sobre BDSM.

Mi primer pensamiento fue ¿Me estará vacilando? ¿Será una broma de mi amiga?. No lo parecía y él se iba animando al ver mi "aparente" interés (que no era otra cosa que shock). Y mientras él seguía hablando de ataduras, juegos de dominación, azotes (¡ay!), confianza y no sé que más historias...
La verdad es que la charla fue educativa, aunque yo estuve gran parte del tiempo pensando Pero, ¿qué transmito yo para que me pasen estas cosas?.

Al volver a casa, lo comenté con algunas mujeres del blog.
Creo que a la mayoría nos va el sexo "vainilla" (el sexo "normal"), pero, ¿quién no le ha metido un poco de "canela" al asunto alguna vez?

7 comentarios:

Turu dijo...

¿Vainilla?; ¿canela?.
Y, al principio, chocolate.
Lo del BSDM ... ¿es "beso su mano deliciosa"?.
Y es que el negro va con el pelo claro,... o pelirrojo.
Ninguno de nosotros sabe lo que transmite. Y tampoco de que es capaz..

Anónimo dijo...

¿Porque no le dijiste la verdad? Es decir, que no te interesaba. Un saludo.

eloryn dijo...

Turu, hay que especiar y endulzar la vida un poquito.

Álvaro, el problema no era la charla en sí (que era interesante) sino el tiempo escogido para tenerla.
Yo no me hubiera puesto a hablar de ese tema a los quince minutos de conocer a alguien, ni de otra clase de intimidades. Cada cosa requiere su tiempo.

Besos

juanola dijo...

Hay gente predispuesta a contar su vida y milagros en cuanto tiene ocasión. Otros en cambio tienen el don de ser buenos oyentes...parece que te ha tocado.
Seguro que has conocido y conocerás historias muy divertidas y variopintas. Enhorabuena.

Saludos

siouxie dijo...

El mundo está lleno de gente que se escapó al manicomio con la lobotomía a medio hacer..
Un buen consejo; Nunca te sientes en una fiesta, porque te arriesgas a que cualquiera se siente a tu lado :P . (Es un consejo mío, patentado por Groucho :)

siouxie dijo...

(del manicomio, que se escápó DEL manicomio, no AL manicomio :P)

Cobre dijo...

A mi lo q me gusta es el tutifruti!!! ;))