05 julio 2006

Quiero ser una osa


En esta vida soy una mujer, en la próxima quiero ser una osa.

Una osa hiberna. No hace nada excepto dormir durante 6 meses. ¡Puedo vivir con eso!

Antes de hibernar se supone que come hasta perder el conocimiento. También puedo vivir con eso.

Siendo una osa las crías nacen mientras está durmiendo (del tamaño de una nuez) y cuando despierta ya están parcialmente criados y son unos cachorros adorables. Definitivamente, podría vivir con eso.

Todos saben que no hay que meterse con una osa pues aporrea a cualquiera que moleste a sus hijos. Y si sus hijos se hacen los listos, los aporrea también. Podría vivir con eso.

Al oso no le molesta que se levante gruñendo y le gusta que sea gorda y peluda. ¡Sí, definitivamente quiero ser una osa!

7 comentarios:

maria josé dijo...

GENIAL! Yo también quiero ser una osa!!!

Una maruja en internet dijo...

Desde luego que esa osa tiene la postura que más me gusta, así que yo también quiero ser una osa :).

Un besazo Tha.

siouxie dijo...

Juassss!.Yo creo que ya lo soy!!!!!

Cobre dijo...

Eso lo pienso yo cuando me levanto a las 5 y pico de la mañana con este estupendo horario veraniego, cuando me arranco de raíz los pelos de aquí y de allí, bien sea en la modalidad tecnológica (silk epil) o en la más puramente bestia (cerita bien caliete oigausteeed!!), cuando me toca las narices mi jefe y me sale el instinto asesino, cuando...

Tralará, yo si me lo permites prefiero ser una osa gris, q la nieve no me gusta y el blaco no termina de convencer.

Un beso y un abrazo de eso mismo.

Winnetou dijo...

Pues a mí, ¿qué quieres que te diga?.
Las osas sólo dejan que me acerque durante unos pocos días. Luego, "naranjas de la china".
Aunque, bien pensado... Ellas, y sólo ellas, educan a sus adolescentes -Maru "dixit"-.
Me estoy liando, no sé sí hablo de osas o de mujeres.

pilar dijo...

Jajajajajajaja....una osa, yo?, No sé, no sé..es que me da cosa irme a la cama con un oso.

Anónimo dijo...

Vengo de hablar con los de la inmobiliaria y el notario. Como en Santander; todo lo pone "ella".
Resulta que la osa "pone el sitio" -el chalet en el campo- y se encarga de alimentar a los pequeños; y los asea y ...
Me voy a pescar... Volveré cuando estés "lista"...