01 junio 2007

TAMBIÉN LOS PIES III

Al contacto de su piel, mi pie se volvió ansioso y juguetón, tanto que él no pudo aguantar ya más, me apartó con un rápido movimiento y empezó a quitarme la ropa, deprisa, como si no hubiera tiempo. Y se puso a lamer mis pezones, empapándolos con su saliva, rodeándolos, hasta que yo no pude más, le tomé la cara entre mis manos y le besé abriendo la boca como si quisiera tragármelo entero... Y con mis pies empujé su slip hacia abajo, y él me quitó el tanga y me atrajo hacia sí... demorándose con su lengua a lo largo de mi vientre, mientras yo olvidaba mis pies y me dejaba hacer, atrapando el aire a bocanadas...



6 comentarios:

siouxie dijo...

Tangas, slips..
Qué cosas más raras os poneis :P .
Ande se se ponga un buen pijama de supermán bajo el traje de chaqueta....

Una maruja en internet dijo...

¡Que bonito mariajo, eso de atrapando el aire a bocanadas! :).

Beso tus pies juguetones.

Thalatta dijo...

Un día de estos me voy a hacer lesbiana... no se yo...
¡Qué incordio la ropa, de verdad!
No atrapaste todo el aire y vino a parar a mis pies ;)
Besosss

pilar dijo...

Esto debe de ser cosa de la luna llena...y encima vuestros relatos....me están entrando unas ganas de...

Vitore dijo...

No disimules que los pies los habías olvidado desde la primera letra del relato...

Cobre dijo...

Yo quiero escribir como tu, nena!. Qué bonito suena todo cuando tu lo dices!.
Pero estoy con Vito, tu de los pies ya pasabas! ;))