24 septiembre 2006

Madrí, Madrí, Madrí.... (por Cu)

Y qué escribo yo del encuentro madrileño con mis chicas después de todas las preciosidades que habéis dicho!?, cómo hago!?, y además con esta humedad ocular que me surje de repente!.
Vamos a intentarlo a ver que sale..
Lo llevábamos hablando desde antes de las vacaciones; todas sentíamos la necesidad, no ya simplemente de vernos en persona, sino de tocarnos, de vernos sonreír, de vernos gesticular cuando habábamos. De estar juntas.
Creo que fue a finales de julio cuando empezamos a darle forma: chicas, tenemos que quedar. Lo dijimos todas una y otra vez, y todas estábamos de acuerdo. Lo teníamos todo, las ganas, la ilusión y un montón de cariño. Quedaba lo más complicado: ponernos de acuerdo en la fecha. Todas de acuerdo, sería en septiembre, pero ¿cuado?. Este finde yo no puedo, estoy fuera. Yo este tampoco, ya habrá empezado el cole...; ¿el tercer finde de septiembre nos viene a todas bien?. Un sí general pueso fecha a nuestro encuentro.
Ganas, muchas ganas. ¿Nervios? yo no; era como si fuese a encontrarme con unas amigas a las que simplemente hace tiempo que no veía. Pero muchas, muchísimas ganas.
Los días anteriores risas, espera, y más ganas de sentirlas cerquita cerquita.
El sábado en el dichoso oso (no pudimos elegir sitio más concurrido y típico!) a las 20.
La noche del viernes hablé por teléfono con Mariajo, y me sorprendió su voz fuerte. Risas, muchas risas. - Estoy nerviosa! -, me decía la dulce Mariajo. - Sois una panda de histéricas! -, respondió la, al parecer, nada dulce Cu!.
Más tarde hablé con Tha; mi niña con la que iba a dormir la noche siguiente en sus maravillosas sábanas de algodón. Quedamos a las 12 en sol, pero, como parece que ha quedado claro que soy la tardona oficial.. se me hizo tarde!. Mejor a las 14 que no me da tiempo!!!. Cuando tu quieras preciosa...
Y allí llegué yo a las 14, y nos volvimos a encontrar por segunda vez. Y ese abrazo, ese abrazo que nos dimos...; reencuentro con mi amiga. Besos, sonrisas y ganas de contarnos. Esta vez mucho más relajadas las dos.
Y me fuí a comer con mi tha dulce, pícara, llena de humor. Con mi tha magnífica como siempre.
Escaleras abajo, cual vedette, apareció la morena de mirada imposible, de energía interminable y humor desbordante, Siouxie. Más charlas, más risas, postres, café... y hasta las 20.
Y creo que después de los post de todas ha quedado claro que tha y yo llegamos tarde por que soy una plasta y una lenta. Y porque me dormí y me desperté a las 19.30!!!...
Chapa y pintura, un poquito de secador. Un muchito de ¿¡qué me pongo!? y... al oso!, casi corriendo calle abajo con Tha.
Allí estaban todas menos siouxi. A la primera que ví fue a Maruja (y a su marido, que dicho sea de paso, es un encanto). ¿Cómo no reconocerla!?, qué ganas de abrazar a mi Maru!. Y así fue; un fuerte y apretado abrazo y besos y más besos. Qué mujer!, presencia, serenidad, humor, sabiduría... Cuanto transmite!. Luego Pilar con la que ya había estado en agosto en su precioso rincón malagueño compartiendo una noche encantadora por todo; más abrazos, muchas ganas de reencontrarla. Una enorme sonrisa y una voz que da alegría oírla!. Lolita, impresionante mujer alta y guapa!, algo más cortada pero con ojos alegres que decían muchísimo. Cara de niña, energía y mucho humor. Elegante y marchosa. (Mierrrrrrrrda de nieve!!! eh Loli ;)). Mariajo que no me reconocía. Impresionantes ojos verdes; impresionate y profunda mirada. Elegante, dulce, cariñosa...; mucha mariajo en una mujer de aspecto frágil que transmite serenidad y arte.
Y Ángela, a la que menos conocíamos, tímida y dulce. Encantadora y creo que un poco asustada con tanta loca!. Algo más tarde el huracán Sioux.
Unas cervezas, risas, unas coca colas, la cena, risas, vino, muchas fotos, más risas, mojitos, un garito con música de los ochenta, y más y más risas. Después para las más trasnochadoras una actuación de jazz, una interesante charla y unas cuantas copas.
Y la noche se nos acabó, se nos fue poco a poco, se nos escapó el tiempo mientra disfrutabamos las unas de las otras. Y nos quedamos con ganas de más, de mucho más. De más risas, más charla, de más. Pero lo que fue.. fue maravilloso. Y habrá más.
Me quedo corta, y no me salen las palabras. Me puede la emoción, me puede el cariño que os tengo a todas, impresionantes mujeres mías.
Y no me cansaré de repetirlo hasta la saciedad:GRACIAS.







Y muchas más...

6 comentarios:

thalatta dijo...

buaaaaaaaa
yo ya no se más que decir, que os quiero mucho a todas ¡hala!

LOLITA LOP dijo...

la puuuuutaaaaaaaaaaaaa nieveeeeeeeeeeeee...

jajajaj ...

te digo lo que tha ... nos lo hemos dicho todo ... ami me da un poco de verguenza eso que decis de mi de guapa y tal ...porque yo no me veo así pero bueno si os gusto a vosotras que sois de lo que mas quiero pues no se hable mas ....

besos mas besos y nos vemos prontito que yo enseguida bajare a Madrid ...

siouxie dijo...

Pos a mí me avisas, lola, que yo en un pispás me monto en el "pollo", (también llamado ave), y me planto en la corte de la madroña :)y nos vamos al pirámide a bailar :)

siouxie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
pilar dijo...

ay, yo quiero ir tambien!!! a ver cuando puedo subirme otra vez a los madriles...

besossssssssssss y abrazossssssss
MUACCCC UHHHHHHHHHHHHH

Una maruja en internet dijo...

Como dice un amigo bloguero, ¡os voy a comer y no es con kepchu!.

Besos a todas.